jueves, 18 de abril de 2013

Jueves en @parroquiaps

Jueves. Para mí un día especial de la semana, el día de la Oración ante el Santísimo en PS, mi παροικία. He estado consultando el diccionario de la RAE para ver cuál es la definición de parroquia que nos ofrece y, obviando la referente a la demarcación administrativa, no llega. Aparecen cinco acepciones, pero el lenguaje no abarca lo hondo, lo profundo del corazón del Perpetuo Socorro; ni alcanza a definir plenamente la realidad de mi parroquia, de PS. Se queda corto, frío, impersonal. Pero, ésta digamos que asepsia conceptual, me ayuda a entender el asombro que ha manifestado cada una de las personas de mi entorno que por alguna circunstancia ocasional ha tenido la oportunidad de acercarse allí. Me emociona pensar en los niños de PS, que un día serán jóvenes, padres, abuelos, quizás bastantes de ellos sigan contribuyendo a conformar entonces lo que hoy vivimos, a la luz del Evangelio, según los signos de sus tiempos y bajo el personal estilo Redentorista. Y otros podrán llevar la lucecita de su corazón que allí creció, a los lugares donde se encuentren. Alguno puede que sea sacerdote Redentorista, y cada cual dirá su propio “Fiat”. Y todos bajo el Perpetuo Socorro de María.

Una comunidad cristiana que no sé si será mejor o peor que otras, que como todas tendrá sus defectos y sus virtudes; como toda comunidad cristiana es un exponente vivo del hombre, un exponente vivo de Cristo. Pero es la mía, y la quiero con sus virtudes y sus defectos.

Y hoy es jueves. Me gusta pensar que Alfonso contempla satisfecho cada #Oracióndelosjueves, por la comunidad que acude ante ese pedazo de Pan que es Cristo Vivo a meditar, orar, agradecer con ese “Trato familiar con Dios” que él nos enseña, y con un hijo suyo presidiendo cada jueves como si cada jueves un hijo suyo escribiera una versión actualizada de las “Visitas al Santísimo Sacramento”. Cada semana varía la cifra, las edades van desde los más jóvenes a los más mayores. Permanente: la perseverancia tan alfonsiana y los anhelos del corazón humano. Invariable e inmutable: Cristo.

Seguro que cerca de vuestra casa o de vuestro trabajo tenéis una iglesia o una capilla donde cada jueves se exponga el Santísimo. No lo dudéis, entrad y habladle con la confianza con la que habláis a vuestro más querido Amigo. Os está esperando; siempre nos espera.

Yo iré a PS. Si estáis por Chamberí, en la calle Manuel Silvela 14 nos juntamos unos cuantos. Unas veces hay guitarras, otras no. Te puede tocar el día que vayas un “Tantum Ergo” o “Tu fidelidad es grande”. Da igual, el que no falta nunca es el Señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario