martes, 28 de junio de 2016

Obispo, Pastor

Ayer, 27 de junio, se celebró en PS la festividad el Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. A lo grande. Final de la novena, Eucaristía Solemne presidida por el arzobispo de Madrid y procesión del Paso por las calles del barrio de Chamberí a hombros de miembros del SAMUR de quien es Patrona.

La respuesta de los fieles fue espectacular. De todas las edades. Un gentío impresionante movido por el amor a la Madre Dios en esta advocación, no solamente en el Santuario, también por las calles. Impresionante.

Pero hoy quiero resaltar la actitud de D Carlos Osoro, nuestro arzobispo. Inicialmente estaba planificado que presidiera la misa, nada más. Así lo hizo, y junto a él concelebraron el P Provincial José Luis Bartolomé y nuestro párroco el P Jesús Hidalgo, además de redentoristas de ésta comunidad y venidos de otras casas. Sin embargo, al acabar la Eucaristía y sugerirle a Don Carlos la posibilidad de que procesionara tras Nuestra Madre, él sencillamente cogió su móvil, cambió sus planes y ni se lo pensó.

Actitud. Es la actitud la que marca la diferencia. Es esa disposición del ánimo la que marca la diferencia. La de nuestro arzobispo es la de servir a su grey pastoreando. Afable, cercano, cariñoso; guía y pastor. Una actitud que aflora y se mueve por el Espíritu. Recogido, desgranando las cuentas de su rosario, acercándose a bendecir a aquellos enfermos que veía entre la multitud, o a los grupitos de monjas que reconocía.

Tuve la suerte de estar cerca de él, a su servicio. Le veía rezar, caminar revestido, con la mitra y bajo el calor veraniego, asiendo el báculo a cada parada, en cada estación. Comprendí realmente el significado del báculo pastoral en toda su profundidad. Sentí, ahora sí, el verdadero concepto y alcance de lo que ha de ser esa persona que tiene a su cargo el gobierno y cuidado de la Iglesia de Madrid. Gobierno y cuidado.


Ayer D. Carlos cuidó de manera concreta de esta parroquia y sus feligreses, de la Comunidad y de todos los devotos de Santa María del Perpetuo Socorro. Bendiciendo, hablando con niños y mayores, escuchando… Dedicando su tiempo con eso, dedicación, sin prisas. Y con la ternura de la que tanto nos habla el Papa.

Gobierno y cuidado. Cuestión de actitud, cuestión de disposición interior. Dedicación. Cuestión de entrega.

Caminando a su lado era una oveja junto a su Pastor cayado en mano. Y siguiendo a María. En gerundio. Scalando en Familia.


¡Gracias, Don Carlos!

sábado, 18 de junio de 2016

Novena a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

El domingo 19 comienza la Novena a Nuestra Madre del Perpetuo Socorro. Nueve días por y para María; nueve días para ponernos a los pies del Icono; nueve días para agradecer; nueve días para encomendar. Nueve días que son el pistoletazo de salida para la gran fiesta del día 27, su Fiesta, y la clausura del Año Jubilar que venimos celebrando.

Es mucho lo que agradecerle, mucho. Mucho por lo que pedir y por quienes pedir. Este es un año especial, una novena especial, y yo tendré especialmente presente a una persona exquisitamente discreta. Alguien que, sin hacerse notar ni darse importancia, es alma, acicate y aliento de la Archicofradía en mi parroquia. Se llama Nacho. No le conocéis pero, si le mirarais a los ojos veríais a un hombre bueno. Podría decir que es un caballero, un señor en su más añeja y amplia expresión. Sí, pero lo que resalta de él es una bondad que, como todas las bondades, no conoce de oropeles ni en público ni en privado. Eso es Nacho del Avellanal, un hombre bueno. Y eso, todos lo sabemos, no abunda. Su amor por nuestra Madre es de una sinceridad, sencillez y profundidad apabullantes. Este año, en la procesión por las calles de Chamberí, María llevará en su regazo al Niño, por supuesto, pero también llevará sosteniéndolo con su mano, a Nacho que a tantos sostiene contra viento y marea.

Recordaré a Bety. Este año Bety Renjifo no saldrá con el paso entre los miembros del Consejo Parroquial, seguirá la procesión desde un lugar mucho mejor: desde el cielo, desde donde vela por Alejandra, Pilar, David, Horacio, Elvirita, Jacobo, Benja, Pilar y todos sus seres queridos. La Virgen no notará su hueco, porque fue Ella quien la acompañó ante el Redentor; su hueco lo sentiremos nosotros. La primera novena y la primera procesión sin Bety. Cuando perdemos a seres queridos las “primeras veces” de todo aquello importante que hemos vivido a su lado son duros, difíciles, pero en cierto modo reparadores porque nos ayudan y obligan a seguir adelante conservando su memoria y su recuerdo.

La imagen serena del Icono me parecerá sonriente este año, porque llevará la sonrisa limpia y permanente de Mónica de Simón MLSR. Mónica es quien se ha encargado de restaurar el paso. El resultado ha sido espectacular. Cuando al trabajo de un profesional sensacional se le une el Amor, la artesanía se convierte en obra maestra, en Arte y en profesión de fe.

Los niños pasearán con el Icono de Amor con la misma ilusión e igual inocencia con las que nos representaron su historia hace apenas unos días en la Parroquia. Una microobrita de teatro en Familia. Porque eso es mi parroquia, el Santuario del Perpetuo Socorro de Madrid, una Familia. Vida compartida. A los niños, a “sus” niños, mi mujer les hizo una vidriera infantil con su imagen para adornar la clase del colegio en el que trabaja. Dadla a conocer… Que socorra no solamente a ellos, que lo haga de manera especial a todos los que no tienen familia, a los abandonados, abusados, oprimidos, explotados…

Desde el cielo nos verá también el P Tirso Cepedal CSsR. Él junto a todos los misioneros redentoristas que ya se encuentran junto al Redentor. A los pies de María quiero poner de manera preferente a la Congregación que lleva 150 años expandiendo la devoción del Icono, a todos los misioneros redentoristas que de manera abnegada, sencilla, natural han entregado y entregan su vida a propagar la buena noticia de la Sobreabundante Redención a los más necesitados de auxilios. Pido que interceda para que el Señor siga cuidando a esta joya de la Iglesia.


Si Dios quiere yo estaré allí, procesionando y orando en Familia. ¿Os unís? Os aviso con tiempo…

martes, 14 de junio de 2016

Desamparados en Orlando


La matanza en Orlando es un capítulo más de la demencial espiral en la que parece que la humanidad ha entrado como para autodestruirse. Son tantos que ya es bastante triste tener que escribir “un capítulo más…”.

Las últimas noticias que leo parece que apuntan a una no aceptación de la propia identidad sexual del asesino. Un desequilibrado… ¿endógeno o exógeno? ¿Alguien que no se acepta a sí mismo o alguien presionado por su entorno social y religioso a no aceptarse? Lo han pagado los muertos en el pub Pulse, lo pagan sus familias. Omar Seddique Mateen pasa a la negra historia de otro asesino de homosexuales.

DAESH desde el inicio se ha apropiado del atentado. Si ha sido un atentado organizado por el ejército islámico, el terrorista pasará a la negra historia como otro asesino más del extremismo islámico.

La visión es diferente, atentar contra la libertad occidental o hacerlo contra la libertad sexual. El resultado es el mismo: vidas arrebatadas y familias rotas. Terror. Mi solidaridad y oración por los asesinados y sus familiares.

Sea cual sea el motivo es abominable acabar con la vida de nadie, ya sea por ser cristiano, seguidor del Real Madrid o por su condición sexual. Matar nunca es justificable, ni en el seno materno, ni en una discoteca.

Este es un tema en el que yo soy muy poco políticamente correcto. No me importan nada ni la religión, ni la raza, ni la edad, ni las aficiones deportivas, ni la tendencia sexual, ni los colores políticos de quienes se congregan a disfrutar de su tiempo libre en una discoteca. Nada en absoluto. Conozco a homosexuales encantadores y bellísimas personas y a heterosexuales que son unos cretinos integrales, y a la inversa. Pero nadie tiene derecho a acabar con ellos. Nadie tiene derecho a discriminar a un heterosexual por serlo como no lo tiene a discriminar a un homosexual por serlo.

Si el atentado ha sido islamista hay que alzar la voz por la defensa del mundo occidental; si ha sido por motivos sexuales hay que levantarla para defender sus derechos y su libertad.

Como no soy políticamente correcto diré que no me gustan las marchas por el llamado Orgullo. No las entiendo; me parecen un desfase. Pero nada más. Me ofende terriblemente la imagen de la Moreneta y Nuestra Señora de los Desamparados morreándose. Pero también me ofendió terriblemente la imagen de hace algunos años ofreciendo un condón como si fuera la Comunión, y no era una campaña homosexual.

Decir que tengo amigos homosexuales, que conozco a homosexuales es… ¿una estupidez? Conozco a personas, quiero a personas y no pregunto ni si se acuestan con alguien ni con quién lo hacen.

Ni puse "Je suis Charlie", ni pongo "Je suis gay". Han muerto seres humanos, personas, hijos de Dios; fueran como fueren, creados a su imagen y semejanza. Rezo por ellos, por sus familias. Le pido a la Moreneta que interceda por ellos; le pido a Nuestra Señora de los Desamparados que ampare a sus familias. Pido porque hayan alcanzado la Paz. Rezo porque no vuelva a ocurrir.

viernes, 3 de junio de 2016

Hacerlo todo

Acabo de leer una entrevista realizada a la genial actriz Lola Herrera con motivo de la concesión del Premio Madrid 2016 a toda una vida. En ella afirma que “una vida no basta para hacerlo todo”.

Me ha hecho pensar. Una cosa es querer hacer todo lo que puedas, y querer hacerlo con honestidad, rectitud y entrega. Pero hacerlo TODO…, no sé. Me da la sensación de que esa pretensión que en ocasiones tenemos de hacerlo todo, en el fondo, encierra un enorme ego.

¿Hacerlo todo? No. Yo soy más de hacer lo que pueda, lo mejor que pueda, de la mejor manera que alcance. Pero sé que no puedo todo. La verdad, es tan pesado el fardo de mis debilidades y lagunas que ni se me pasa por la imaginación. No me siento ni mejor ni peor que nadie; simplemente soy consciente de quién y cómo soy. Mejorar cada día, pasito a pasito; a veces con alguna zancada. En ocasiones con monumentales caídas. Pero hacia adelante. De ahí a pretender ser un diosecillo creo que hay una inmensidad; una inmensidad conceptual.

Pero su frase me ha hecho pensar. Admiro el trabajo de Lola Herrera. La he visto y sinceramente la admiro. Ahora, además, le agradezco que me haga pensar. Agradezco afianzarme en el convencimiento íntimo de que en el plan de Dios no entra ese “hacerlo todo”, así de manera individual. Hacerlo todo entre todos ya es otra cosa. Y aquí entra el espacio/tiempo. Hacerlo todo entre todos a lo largo del tiempo y de la historia. Pero ni aun así.

Uno no alcanza el máximo solo; lo hace con otros. Ni siquiera entre todos se alcanza todo. Ese todo es la plenitud, y solamente se alcanza en Dios; en y por Él. Esos dones que del Espíritu tenemos individualmente nos hacen avanzar en conjunto; esos diosecillos que tenemos cada uno nos hacen caer y retroceder. Pero el mundo avanza; el Espíritu avanza.

Sí, “todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4, 13), ya. Pero lo que puedo es soportar mis propias debilidades, fracasos y contrariedades. Y con alegría. Todo lo puedo porque en Él sé que encuentro la fuerza, la Esperanza y la Redención. Eso es diferente.


Así que ahí vamos, en Cristo, scalando en familia. “Ahí en medio…” con la mano extendida, en el mundo, con el corazón levantado y adelante. En gerundio.