sábado, 9 de abril de 2016

#iMision16 iJornada

iCongreso, iParty e iJornada. Tengo la suerte de haber estado presente en los tres grandes eventos organizados por iMisión hasta el momento. En el iCongreso estaba ávido de captar cada sensación de la novedad y la desvirtualización; en la iParty impartí uno de los talleres y en la iJornada he tratado de que mis manos estuvieran disponibles. Y siempre consciente de la flaqueza de las debilidades puestas en servicio; en gerundio.

No voy a hacer una síntesis de lo que ha sido esta iJornada. La grandeza de tantos produce una inmensa y poderosísima atracción de luz. Comunión, familia, alegría, hermandad. Tanta, tantísima gente grande sin darse importancia. Como las primeras comunidades cristianas se ocuparon de propagar el Evangelio, iMisión aglutina en estas sesiones a una importante parte de quienes se ocupan de evangelizar en el mundo digital. Un mosaico en pequeño de aquello que es mi Iglesia.

A alguna de las preguntas que me hizo Manolo Garrido (@manolo_garrido), responsable de la oficina de comunicación del Opus Dei en Madrid, respondí que iMisión es una plataforma conformada de una u otra manera por laicos, sacerdotes y religiosos de muy diversa procedencia: Pureza de María, marianistas, sacerdotes diocesanos, neocatecumenales, redentoristas, laicos comprometidos en sus diócesis… Esa es una realidad de la Iglesia en movimiento, una Familia de familias en la que todos somos hermanos. Es un hecho, pero así como las Congregaciones, Órdenes o Institutos religiosos tienen a sus fundadores, iMisión tiene los suyos, Xiskya Valladares y Daniel Pajuelo, sin quienes nada de esto habría sido nunca posible si no hubieran sentido la caricia del Espíritu y, junto a sus incontables dones, se hubieran esforzado por materializarlo. Y con la normalidad y naturalidad de quien no se da importancia en ninguna de las grandes cosas que lleva a cabo.

Que Dios haya puesto a tanta gente buena en mi camino es sencillamente una gracia de esas que uno no acierta a explicarse. Tanta gente buena, tan diversa en procedencias, estados de vida y edades. Han sido 250 participantes presenciales más los ponentes y talleristas, pero el número de quienes han estado siguiendo el hastag #iMision16 ha sido impresionante. Doy gracias a Dios por todos y cada uno de ellos, por los miembros de iMisión que en cada encuentro me dejan asombrado por su entrega, su fe y su ilusión. Son el tipo de personas que suma, el tipo de gente que va construyendo el Reino, el tipo de individuos que asienta y fortalece. Más allá del hecho en sí de la formación yo me quedo con esa Comunión que genera Vida; y lo hace en abundancia.


Y como en la vida misma, lo mejor está por venir: Señoras y señores el #iCongreso2017 se desarrollará los días 29 y 30 de abril. ¡Reservadlos ya en vuestras agendas! ¡¡MANOS A LA OBRA!! Si para algo sirven las mías o los dones que pueda tener, ahí estarán, en gerundio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario