martes, 26 de abril de 2016

Icono de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

Hoy, 26 de abril de 2016, hace 150 que S.S. el Papa Pío IX hacía entrega a los Redentoristas del icono de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro con el mandato de darla a conocer. Se restauraba así su culto público. Desde entonces han expandido su devoción por los cinco continentes. Si la patrona de la Congregación es la Inmaculada Concepción ésta advocación de la Virgen entronca de manera natural con el propio espíritu Redentorista. San Alfonso, en el Supplex Libellus dirigido en 1748 a Benedicto XIV, exponía como objetivo dedicarse a aquellos “más necesitados de auxilios espirituales”; los pobres, pastores y cabreros de Scala. Benedicto XIV no pudo haber respondido mejor a la petición de los redentoristas.

¡Cuántos necesitados hemos recurrido al Perpetuo Socorro de María, cuántos la hemos pedido ayuda, cuántos nos hemos sentido cogidos de su mano! Gracias, Madre, por tanto.
Hoy seré breve. Doy gracias a cada uno de los Redentoristas que, a lo largo de estos 150 años, la han dado a conocer por todo el mundo. Como Misionero Laico Redentorista me siento también tocado por ese “dadla a conocer”, así que aquí la tenéis, nuestra Madre:




“Signo grandioso de nuestra esperanza, te invocamos.
Oh Virgen del Perpetuo Socorro, Madre Santa del Redentor,
socorre a tu pueblo, que anhela resurgir.
Da a todos el gozo de trabajar por la construcción del Reino
en consciente y activa solidaridad con los más pobres,
anunciando de modo nuevo y valiente el Evangelio de tu Hijo.
Él es fundamento y cima de toda convivencia humana,
que aspira a una paz verdadera, estable y justa.
Como el Niño Jesús,
que admiramos en este venerado Icono,
también nosotros queremos estrechar tu mano derecha.
A ti no te falta poder ni bondad para socorrernos,
en las más diversas necesidades y circunstancias de la vida.
¡La hora actual es tu hora!
Ven, pues, en ayuda nuestra y sé para todos socorro,
refugio y esperanza. Amén”.

San Juan Pablo II

No hay comentarios:

Publicar un comentario