viernes, 7 de abril de 2017

Instituto Coincidir

Ya que este blog se llama Scalando en Familia os hablo ahora de una entidad de difícil definición, el Instituto Coincidir www.coincidir.es https://www.facebook.com/Coincidir-451887564862111/?fref=ts https://www.linkedin.com/company-beta/3013537/ @Coincidir_ Como podéis ver tiene una presencia más que suficiente en las Redes.

Su fundadora se llama María Álvarez de las Asturias. María es amiga de mi mujer y, sin embargo, ha sido el “azar” de las Redes lo que a mí me hizo encontrarme con ella. Una diosidad como otra cualquiera. María es bastante más fácil de definir que el Instituto que fundó. Es –en toda la literalidad de su expresión- una excelentísima persona; su principal rasgo. Además resalta su condición de creyente; una sólida mujer de fe que, como todas las personas de fe y de buena voluntad, anda en constante búsqueda. Su prestigio como canonista va de la mano de su propio nombre. Su más que sólida, formación y ejemplar desarrollo profesional –hasta extremos en que casi podría decirse que, como Alfonso de Ligorio, ella también tuvo sus Orsini y sus Médici- son un salvoconducto de éxito para cualquier empresa en la que se embarque. Hasta aquí, aunque no lo parezca, es una descripción radicalmente objetiva.

Sin embargo lo del Instituto Coincidir de verdad que no sé cómo calificarlo. Uno puede visitar su página web y de entrada no alcanzar a obtener una idea acertada. Hablo en primera persona porque hemos recurrido a ellos. Nada más ingresar en la página da la sensación de que es un centro de “Orientación Personal y Familiar”, que lo es, pero no solamente eso. Su actividad es muchísimo más amplia. Es, puede y debe ser un colaborar necesario y esencial para Centros Educativos y para familias; es un centro incomparable de logopedia y psicopedagogía. Todo esto es cierto, por lo que os animo a que visitéis su web y, los que os encontréis en alguna situación susceptible de ser atendidos por sus profesionales, no lo dudéis más y os pongáis en contacto con ellos. Pero ya mismo.

Reconozco que no soy objetivo. No lo soy porque hemos experimentado en primera persona algo que excede a la mera profesionalidad, algo que va más allá de currículos. Ese algo que traspasa lo “objetivo” y que tenían los antiguos médicos de familia, que diagnosticaban sin tanta técnica, fallaban menos y además tranquilizaban al paciente. El equipo está formado por profesionales de primer orden que, además,  están dotados de una sensibilidad fuera de lo común. Y hablo de los profesionales con los que hemos tratado como son la propia María, Mercedes Honrubia y Eva María Aguirre. Para que veáis que soy ecuánime nombro a quienes he conocido, del resto lo presupongo. Me han sorprendido hasta tal punto que hoy mismo me han saltado del corazón que llevaba en el bolsillo un par de “Perpes” para el móvil que he dado a Eva. Simplemente, GRACIAS. El trato, el interés, la delicadeza, la sensibilidad, cuando se unen a la profesionalidad, conforman el todo más redondo y rotundo.


Y como scalar en Familia es también compartir lo bueno para que otros puedan beneficiarse de ello, así os lo cuento. Aquí os lo dejo: COINCIDIR www.coincidir.es No lo dudéis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario