martes, 28 de febrero de 2017

Crucificado en Las Palmas


¡¡¡Crucifícalo!!! Turba enardecida, enloquecida y enfervorizada ¡¡¡Crucifícalo!!! 2017 en Las Palmas, en el carnaval de Las Palma. Sin palabras. ¡¡¡Crucifícalo!!! ...y claro, una vez más, 2017 años después, lo crucificaron. Premio a la drag. ¿Por qué me pegáis?

Hemos llegado al éxtasis de la blasfemia, a la institucionalización de la blasfemia, al “buen tono” de la blasfemia. Ofender a los católicos, al Dios de todos, a Cristo, al Todo Misericordioso, a la Virgen, es de buen tono, de muy buen tono. Es progre, es moderno, es guay. Lo que no es, es algo casual. Esto está bien medido, estudiado y planificado. Todo es producto de una ideología cuidadosamente inoculada en la sociedad. Cuidadosamente en sus inicios, en la actualidad sin rubor alguno. Más bien al contrario, ha devenido en dictadura.

Y como toda ideología que se inocula progresivamente en la sociedad, no hay grupo o subgrupo de esa sociedad que se vea libre de caer en ella; en su totalidad, o alguno de sus miembros. También el clero. Está muy bien que ahora se pida perdón por horrores cometidos por miembros de la Iglesia; ok, justo y necesario. En algún momento del futuro alguien pedirá perdón por tanto silencio, por tanta barbaridad alentada incluso desde homilías, acompañamientos y confesionarios, por tanto buenrollismo progre que cuatro iluminados pretendieron vestir de evangélico; por callar, por no decir verdades incómodas, por amoldarse al medio en lugar de llevar al medio la revolución de Cristo. Muy guays y muy progres, que gota a gota, silencio a silencio, sonrisa a sonrisa, han conseguido lo que se ha vivido en Las Palmas. ¡Crucifícalo! 

No todo es incienso, el olor a azufre llega a todos los lugares...

Rezo por ellos porque son los primeros que tienen que convertirse. Rezo por quienes han sido y son confundidos en lugar de iluminados. Rezo por los drags protagonistas. Rezo por quienes contemplaron enfervorecidos el espectáculo ¡Crucifícalo!

Hoy estamos en camino de que afirmar que un niño tiene pene y una niña tiene vulva sea un delito. ¡Bravo! Y guardando silencio… cuando no aplaudiendo ¡Crucifícalo!

Si te llamas Drag Sethlas eres un héroe, o una heroína o yo qué se qué, pero si te llamas Philippe Ariño eres un ser despreciable. ¡Bravo! ¡Crucifícalo!

Ingeniería ideológica, ingeniería de odio, ingeniería que busca encender extremos. En mi encontrarán oración, no odio. Por ellos. Buena forma de iniciar la Cuaresma. ¿Por qué me pegáis?

Pues nada, que sigan adelante. Por decir claramente esto seguro que habrá quien me crucifique a mí, pero eso es lo que tiene scalar en Familia, así que… ¡Adelante!

No hay comentarios:

Publicar un comentario