domingo, 26 de abril de 2015

Pastores CSsR

He estado leyendo la homilía del Papa hoy en la celebración durante la que ordenó a 19 nuevos presbíteros. La he leído varias veces y confieso que en sus palabras sobre lo que debe ser un buen sacerdote yo he reconocido a muchos. Casi he ido poniendo rostros a cada frase.

Uno puede sentirse, saberse oveja, por referencia a sí mismo, por referencia al resto de las ovejas y teniendo como referente a su pastor. He tenido, tengo la suerte, de tener unos pastores ejemplares.

Cuando he tuiteado la homilía de S.S., alguien elegido por Cristo de manera particular, que se va formando para ser pastor, ha dicho que “les pide que sean presbíteros que conozcan las llagas de sus ovejas”; su tuit me ha recordado que yo, además, sé que cuento con un pastor que conoce las mías, y mientras lo leía he dado gracias a Dios. A él se las he dado muchas veces por mucho que me empeñe en repetir que a un hermano no se le dan las gracias.

Un pastor conoce a sus ovejas por su nombre. Esta tarde, antes de la Eucaristía de 21h en PS, entré en la sacristía a recoger el papel con los avisos que tenía que leer. Allí estaba Carlos Galán CSsR, que será ordenado diácono el día uno de mayo por D Carlos Osoro y el P. Damián Mª Montes hablando con el M.R.P. Michael Brehl, el Superior General de los Redentoristas que había venido de Roma. Abrazo fraterno mientras me decía “que alegría verte, Enrique”. Conoce el nombre de sus ovejas, también de las de aquí. El P. Michael nos ha regalado una homilía de las que elevan el alma, inflaman los corazones y le hacen a uno salir levitando. Nos ha recordado que “estamos llamados a custodiarnos los unos a los otros con ternura, amor y fidelidad”, “formamos una Familia”. Durante la homilía, dos chicas jóvenes no asiduas a PS, admiradas y sorprendidas por sus palabras y su simpatía me preguntaron quién era el sacerdote… 


Michael nos pidió que rezáramos por él y por quien esté a nuestro lado. Yo hoy me acuesto pidiendo por nuevas y santas vocaciones. Por personas receptivas, dispuestas a discernir su vocación, discernir dentro de su vocación, que sepan perder los miedos y dejarse hacer por el Buen Pastor; por jóvenes que, siguiendo el carisma de San Alfonso y la alegría de su sucesor actual, no tengan miedo a mostrar la Buena Noticia con ternura, amor y fidelidad. Me acuesto pidiendo por ovejas que sean referencia para otras, que les abran los ojos y muestren el camino para custodiarse mutuamente; por ovejas cercanas a su pastor; por ovejas que sepan acompañar, alentar a los jóvenes, custodiar a los ancianos. Por rebaños que eliminen prejuicios, derriben barreras, entreguen sus dones, sean faros en el mundo. Por rebaños, comunidades que se sepan Familia. Con pastores CSsR. Qué ¿algún corderillo se anima?

Así es el mío y en el voy scalando en Familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario