domingo, 12 de abril de 2015

#iMisiónParty Madrid

El sábado 11 de abril tuvo lugar en seis ciudades españolas la anunciada #iMisiónParty. Yo aún ando con la sonrisa en la cara. Como muchos.

Cuando el día anterior me preguntaban en El Espejo de la COPE cómo había surgido todo esto contesté con la naturalidad y sencillez de quien sabe que dice la verdad: “como surgen las cosas de Dios, por un soplo del Espíritu”. Cierto y poético. Más bien, vendaval.

Cuando el P Daniel Pajuelo, sacerdote marianista y cofundador junto con la hermana Xiskya Valladares, religiosa de la Pureza de María, me propuso que llevara uno de los talleres pensé ¿yo? Compartir debilidades es una estupenda manera de que otros puedan compartir sus dones, así que rápidamente le dije que sí. Allí estuve en el marianista colegio Amorós del barrio madrileño de Carabanchel, compartiendo mis debilidades. En gerundio, hablando de la Red como lugar de testimonio. Disfruté, disfruté como un niño mientras, a la vez, imaginaba a San Alfonso tuiteando de 140 en 140 caracteres su Teología moral (agotador), o pensando cuál sería su reacción al comprobar cómo @preparadorar acerca cada jueves la Adoración a quienes no pueden salir de sus casas; sin duda habría dado una expresión nueva y única a sus Visitas al Santísimo. Disfruté compartiendo testimonio. Y la mirada de paz de Cristina que no tiene precio.

Y aprendí de cada una de las personas que estuvieron en la iParty. Me siento agradecido a Dios, a quienes tuvieron la inspiración inicial, a quien me invitó a esta aventura. Agradecido a quienes pusieron el trabajo callado, el trabajo tan a menudo poco reconocido, igualmente importante e igualmente ilusionante porque nada en el mundo sería posible sin los humildes. Como todo en el mundo mejora con personas con una sonrisa permanente como la de Julián. Creo que ayer, cada uno a su manera, esa sonrisa la teníamos todos.

Tan oración fue la del inicio de la mañana como compartir la comida. Ese momento fue también de comunión. Descubrir a José Beltrán toda una suerte. Charlar con María un afianzamiento. El impagable recibimiento de Rocío y Cristina. Todos. Sensación de #Comunidad, #Comunión. Hermandad extendida gracias a la tecnología compartiendo con el resto de sedes repartidas por España. En gerundio.


Y yo con mi corazón. Orgulloso. Feliz. Y todos preguntandome, todos alentando y apoyando a mi #hermanito el Padre Damián Mª Montes CSsR en su aventura en La Voz de Telecinco. Todos mandándole mensajes positivos. Y yo engordando…


Mi primer tuit en la #iMisiónParty fue con el final del Evangelio de ayer: “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación”. ¡Vamos!

En ello estamos. En gerundio.


¿Qué hubo ayer en el Colegio Amorós? Ni más ni menos que la Iglesia; la alegre, fresca, ilusionada, atractiva e imisionera Iglesia de Cristo.

2 comentarios: