viernes, 20 de febrero de 2015

Tomar distancia

Tomar distancia. Silencio. Oración. Ayuno. ¡Con alegría! Como diría mi amiga Pepa Garat. Siempre con alegría cuando la alegría nos sale de manera natural. Fingirla es pernicioso. Y falso.

Tomar distancia. Silencio. Los necesito para la oración. Tomar distancia de uno mismo. Adorar. Tomar distancia para verse y, desde ahí, empezar a vaciar, soltar lastre. Tratar de mirarse desde arriba y desde dentro para pasar luego por el taller. Sé que ahora lo que necesito es una mirada limpia al Sagrario, larga, pausada, silenciosa. Calma, silencio y contemplación. Sin prisas. Sin angustias. Y al taller de reparaciones. A los pies de la Cruz. Sin desposeerme me será imposible seguirle. Reconciliarse. Oración. Distancia. Oración que es compañía. Oración que es Amor. Oración que es perdón. Oración que es mano tendida. Oración que es entrega. Oración que es pregunta. Oración que es respuesta. Oración que es apertura. Oración que es comunión. Oración que es encuentro. Todo. Oración y sonrisa.

Tomar distancia. Apartarme de la fatuidad, de las megalomanías, de los estupendos, omligocentrismos, #yosmismesconmigo, personalismos, ansias de figurar, falsas modestias, postureos; toda explosión de #estupendismo, todo atisbo de megalomanía acarrea retazos de despotismo aunque trate de disfrazarse. Prefiero el cobijo discreto de los santos y la sombra luminosa de sus obras. La Luz que no ciega para mirar a todos con misericordia; para mirarme a mí con misericordia. Oración. Silencio. Iluminar. Amar.

Oración. Silencio. Ayuno. 21 hermanos coptos degollados por ISIS. Vía Crucis. Mar teñido de sangre. Silencio del mundo. Quizás porque no hay que hacerse el moderno aplaudiendo la blasfemia no he visto ningún #JeSuisCopto o algo parecido. O porque no hay corporativismo periodístico que valga. O porque no están en Europa y la lejanía mitiga el miedo. En el fondo es miedo lo que mueve muchos #JeSuis, respuesta frente al miedo. Y parece que desde ésta localización del planeta no nos bañamos en esas aguas saladas teñidas de rojo. Algunos rezan. Todos están serenos. Sus cabezas sobre los cuerpos y su alma con Dios. A los pies de la Cruz, bañados por la sangre que chorrean sus heridas; a los pies de la Cruz, limpiados por el Agua del costado. Oración. Ayuno. Silencio. Hay silencio que edifica, renueva y purifica. Otros silencios claman al Cielo. Amor. Perdón.

Silencio. Oración. Ayuno. Ayuno como renuncia. Abstinencia como renuncia. También de carne. Renuncias como oración. Oración en silencio. Renunciar a lo oscuro, a lo tenebroso que nos rodea. Renunciar a uno mismo. Darse. Ser luz. Caridad. Seguirle. Acompañar a María. Sacrificio enriquecedor por el hermano. Renuncias por el otro. Renuncias que elevan. Renuncias que son oración. Renuncias en silencio. Renuncias compartidas. Renuncias a solas. Renuncias de afectos. Renuncias de palabras. Ayuno. Vigilia. Vigilante. Orante. Amando. 

Ayuno. Oración. Silencio. En familia. Con los hermanos. En comunión. Pasando por la Cruz, camino hacia la Luz del sepulcro vacío. Scalando en Familia. Siempre en gerundio. Amando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario