domingo, 6 de noviembre de 2016

24 magníficos

Hay vivencias que a uno le superan, son reparadoras y reviven la llama común. Este fin de semana mi familia y yo hemos sido acogidos por el calor de un grupo muy especial de personas. 

Encabezados por el Padre Rui Santiago CSsR, hemos podido acompañar a un grupo de 24 magníficos en un  retiro como inicio del período de dos años de formación para llegar a ser Misioneros Laicos del Santísimo Redentor en el que han decidido embarcarse. Cuestión de llamadas y cuestión de respuestas. Valientes.

Las meditaciones, soberbias, la oración, profunda, pero yo me quedo con su pasión, con su fe, con su entrega, con su donación. Me quedo con la pertenencia a una misma #Familia, con la sensación y el calorcito de #Familia. Comunidad, comunión en estado puro. Jóvenes, mayores, solteros, casados, niños, bebés, hijos de una misma Iglesia, hermanos de una misma Familia, Redentoristas. 

La comunidad de Vila Nova de Gaia, en Portugal, ha sido nuestra casa este fin de semana; la nuestra y la de Paul Murphy, de Escocia. Los idiomas nunca son una barrera cuando los corazones laten al unísono.

Mientras rezábamos por el XXV Capítulo General que está teniendo lugar en Tailandia yo me sentía tremendamente orgulloso de estos 24 magníficos, 24 valientes que con sus 24 “FIAT” hacen que la Congregación vaya creciendo también en sus Laicos. Mis hermanos. Una gracia para la Congregación y para la Iglesia. 24 apóstoles de fe robusta, esperanza alegre, ardiente caridad, celo encendido...

Pasión, responsabilidad, emoción, lágrimas, sonrisas… y esas voces… ya me habían advertido, pero la realidad supera cualquier expectativa. Escucharles cantando le pone a uno el corazón a mil, elevan y anonadan. La que a borbotones se les escapa por la garganta, con la dulzura singular de su idioma, es una bomba de paz preparada para evangelizar.

La Eucaristía de esta noche…. sin palabras. La sensibilidad del P. Rui invitándonos a Paul y a mi a compartir nuestra experiencia fue mucho más que un simple gesto. Al hablarles lo hacía en primera persona,  pero consciente de ser voz de los MLSR de la Provincia de Madrid. La pasión de siempre, el empeño de siempre… compartimos fe, historia, carisma y apellido: Redentoristas.

Doy gracias a Dios porque Alfonso fundara esta Familia, doy gracias a Dios por los Consagrados, doy gracias a Dios porque vive y se expande también a través de sus Laicos. Doy gracias a Dios porque mis hijas crecen y viven la fe en esta Familia. 

Hoy que celebramos a los Beatos Mártires de Cuenca, les pido que velen por estos 24 magníficos, y a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro que los acompañe siempre.

Hermanos, siempre en mi corazón. Unidos, scalando en Familia. En Él está la abundante Redención .



1 comentario: