miércoles, 26 de octubre de 2016

Papa y líder




Antonio Olivié, CEO de la agencia de noticias Rome Reports, nos ofreció ayer una muy interesante charla sobre su visión particular del Papa Francisco como Líder. Tuvo lugar en la sala "Speech & Debate" del Colegio Alegra.

Agradezco al APA del Colegio –allí estudian mis hijas y trabaja mi mujer- iniciativas como ésta. Lo cierto es que la existencia de un aula en un centro educativo llamada Speech & Debate es en sí misma algo extraordinario. Que se instruya a las alumnas en ello es aún más inusual y elogiable por cuanto ejercitan la dicción, la agilidad mental, el razonamiento lógico y, sobre todo, el pensamiento crítico.

El caso es que @AntonioOlivie nos mostró el embrión de lo que ya se gesta como un extraordinario reportaje sobre Francisco, elaborado por Rome Reports. Me pareció buenísimo el enfoque desde el punto de vista del liderazgo porque le reviste de un cierto rigor profesional, abstrayéndose del lastre que podría suponer el mero aplauso confesional.

Antonio se mostró como alguien cercano, dialogante y con ese punto de humildad que sólo brilla en los realmente grandes, para mostrarnos a un grande entre los grandes como es el Papa.

Me sorprendió ver que, al tuitear algunas de la frases del propio @AntonioOlivie, mis tuits eran retuiteados y alguien sugirió que el próximo acto de este tipo fuera grabado; @Colegio_Alegra recogió el guante… ¿Y una retransmisión en directo…? La tecnología es sencilla y al alcance de la mano… Periscope, incluso desde el propio perfil de Facebook.

Precisamente son las nuevas tecnologías y las redes sociales las que en buena medida contribuyen a difundir y asentar esa imagen de liderazgo, gracias a la audacia de Gustavo Entrala, gestor de @Pontifex, la cuenta de Twitter del Papa creada en el pontificado de Benedicto XVI. Difunden y asientan, pero no crean algo de la nada.

La realidad es que ese liderazgo es fruto de la personalidad de un hombre normal y corriente, que habla como un hombre normal y corriente; la personalidad de alguien que quizás reúna también bastantes de los tópicos aplicados a los argentinos, porque lo es. La personalidad de un religioso. No es baladí que sea religioso, y jesuita. La personalidad de quien no tiene pelos en la lengua y dice también cosas bastante duras, aunque lo haga sonriendo. La personalidad de quien tiene el valor y el coraje de decir lo que cree, hacer lo que debe e ir adonde no le aconsejan. La arrolladora personalidad de un hombre de fe sin tonterías.

Personalidad que atrae, no deja indiferente, mueve conciencias, remueve corazones, incomoda y genera críticas. Un hombre que solivianta y exaspera al maligno: http://www.scalandoenfamilia.com/2016/01/el-papa-hereje.html

Ese hombre que tanto me recuerda a quien se afanó por utilizar un lenguaje sencillo e inteligible por el pueblo, a quien se desmarcó tanto de rigoristas, jansenistas, como del laxismo dimanante del relativismo moral. Sí, bastante del Papa me recuerda a San Alfonso.

Un hombre normal y corriente, pero elegido para su labor por el Espíritu Santo. Un líder, sí, pero precisamente por eso es mucho más que un líder. Ojalá Rome Reports pueda completar pronto ese reportaje para que pronto podamos disfrutarlo. Por ahora, gracias a @AntonioOlivie por esa visión original y a @Colegio_Alegra por ofrecernos a los padres (y a las alumnas) algo más que cifras y letras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario